Tecnología de virtualización innovadora

Sin software de virtualización extra

La ventaja de el sistema de virtualización KVM existe gracias a la compilación en el sistema operativo del servidor físico, con lo que la necesidad de capas de virtualización adicionales se reduce a cero. En breve, digamos que no hace falta usar un programa de software extra que sirva de puente entre el host y el guest. Gracias a ello, el potencial de la capa de virtualización de ser el SPOF, se elimina por completo. Esto se traduce en Servidores Privados Virtuales KVM de desempeño mucho más alto y estabilidad considerablemente mejor si se comparan con otro tipo de Servidores VPS.
Tecnología de virtualización innovadora

Aprovechar los recursos de una manera mejor

Uso eficaz de los recursos del servidor

Normalmente las instancias huéspedes no pueden funcionar si no hay una capa adicional que las conecten con el host que se haga cargo de la administración de recursos. Lo que resulta en una disponibilidad de recursos demasiado reducida a los sistemas operativos huéspedes. Con la ayuda de los Servidores Privados Virtuales KVM, esta capa adicional se suprime, ya que el la secuencia de procedimientos de virtualización está siendo elaborada como parte del sistema operativo del anfitrión. Siendo así, todos los recursos facilitados por la máquina anfitrión pueden ser aprovechados por los VPS que hay. Dicha disponibilidad de recursos le facilita un estímulo adicional necesario a fin de que sus sitios web y aplicativos se destaquen de la competencia.
Aprovechar los recursos de una manera mejor

Pleno control cuando se trata del sistema operativo

Una completa libertad para cargar el sistema operativo que le apetezca

Una limitación de los VPS, a la hora de compararlos con los servidores dedicados, resulta ser el propio sistema operativo – en la mayoría de los casos usted queda limitado a una selección de sistemas operacionales ofrecidos por el proveedor. Contando con Servidor Privado Virtual KVM, a cambio, es posible – en gran medida - instalar cada uno de los SOs que sea compatible con las características de su servidor o la configuración de hardware del servidor principal. Lo que es viable debido a la tecnología sin análogo de la virtualización KVM. KVM entra en núcleo del sistema operacional del servidor, con lo que queda garantizada la comunicación directa de las máquinas virtuales con el servidor físico, sin la necesidad de una capa de comunicación adicional, presente en una gran parte del resto de soluciones de virtualización.
Pleno control cuando se trata del sistema operativo
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL